Centro Pobla Vallbona:  961 662 014 |  lapobla@comunidaddevalencia.com

Cambios de temperatura por frío: Cómo afecta a los ancianos

A medida que envejecemos, nuestro organismo no consigue retener con tanta facilidad el calor corporal, por lo que vemos afectada nuestra capacidad de termoregulación y percepción de la temperatura. Hoy, desde Residencia Comunidad de Valencia, os hablamos de por qué ocurre esto y cuáles son las afecciones más comunes.

 

¿Por qué se reduce nuestra capacidad de termoregulación al envejecer?

Cuando envejecemos, la piel adelgaza y los receptores cutáneos de la temperatura, en consecuencia, se desnaturalizan, lo que supone que los ancianos lleguen a tener déficit de adaptación a las temperaturas externas; esto genera una mayor dificultad para percibir y tolerar el frío y el calor.

 

Dicha dificultad se hace más evidente cuando se dan las bajas temperaturas dado que, cuando el cuerpo se enfrenta a ellas, pierde más calor del que se produce y los vasos sanguíneos de la piel deben contraerse con intención de conservar la temperatura corporal. Esto supondrá que el corazón tenga que bombear más sangre e incrementar la presión arterial, y para una persona joven puede no ser nada, pero para un anciano se aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio.

 

En nuestra siguiente publicación, os hablaremos de cuáles son las afecciones que se dan con más frecuencia en la 3ª Edad debido a los cambios de temperatura ocasionados por el otoño.

0
Feed

Dejar un comentario

© 2023 Comunidad de Valencia Todos los derechos reservados
Producido por BeeDIGITAL